CONOCE MÁS SOBRE LAS CASAS DE COBRANZAS EN COLOMBIA.


¿Qué es Cobranzas?


La cobranza es un conjunto de actividades que desarrollan las entidades vigiladas con el fin de recuperar la cartera u obtener el pago de deudas por parte de sus clientes. Estas actividades se pueden realizar directamente o a través de la contratación de una empresa especializada en cobranza, para lo cual las entidades deben aplicar la debida diligencia en la prestación del servicio y garantizar la protección de los derechos de los consumidores financieros, de conformidad con las normas vigentes.


¿Cuáles son los principios que rigen a las Casas de Cobranzas?


1. Respetar al consumidor financiero.

2. Abstenerse de abusar de su posición dominante contractual frente al consumidor.

3. Procurar realizarla en horarios acordes con la actividad económica del consumidor, información que debe ser actualizada.

4. Ofrecer alternativas eficaces y adaptables a las situaciones particulares de los consumidores financieros.

5. Dar tratamiento diferenciado en el cobro de los créditos, atendiendo el nivel de riesgo del consumidor financiero.

6. Contar con una estrategia integral de la gestión de cobranza acorde con su plan de negocios y apetito de riesgo que incluya, una vez detectado el deterioro, objetivos estratégicos para su reducción en límites de tiempo realistas y suficientes.

7. Incorporar estas prácticas como parte integral de sus políticas internas.


¿Cuáles son los deberes de las casas de Cobranzas?


a. Actuar en el marco de la Ley.

b. Abstenerse de realizar acciones que afecten los derechos de los consumidores financieros, como contactarlos en horarios no adecuados o que no correspondan con su perfil laboral.

c. Dar estricto cumplimiento al deber de confidencialidad respecto de la información de los clientes, garantizando la reserva y custodia de su información personal y crediticia.

d. Establecer procedimientos para la atención de las quejas que reciban por los métodos de cobranza, verificando las posibles fallas por parte de los funcionarios a cargo de dicha tarea y/o de las empresas de cobranza, determinando posibles incumplimientos a los requerimientos legales.

e. Mantener actualizados los montos pagados por el cliente: todos los acuerdos y abonos deben reflejarse de inmediato en el estado de cuenta del consumidor para que la gestión de cobranza esté fundamentada en saldos actualizados diariamente y así, cuando el cliente pague la deuda, se suspenda inmediatamente la cobranza.

f. Contar con el consentimiento expreso del cliente sobre su obligación de asumir o responder por los costos de la gestión de la cobranza realizada, según la información suministrada al momento de la suscripción del contrato con la entidad vigilada.

g. Contar con autorización expresa del consumidor financiero para reportar el comportamiento de la obligación a los operadores de información o centrales de riesgo, garantizando la veracidad, actualidad y exactitud de los datos reportados.

h. Cuando de manera excepcional se deba contactar a una persona ajena a la relación crediticia, como por ejemplo las personas incluidas por el cliente como “referencia” al adquirir una determinada obligación con una entidad vigilada, se deben abstener de brindarle información sobre la mora y el proceso de la gestión de cobranza, con el fin de respetar la privacidad de los consumidores o su reputación comercial.


¿Cómo se notifican a los clientes acerca de sus obligaciones antes una Casa de Cobranzas?


Las entidades deben notificar a su cliente que se dará inicio al proceso para gestionar el pago de su obligación. Dicha comunicación debe contener como mínimo los siguientes datos:


a. El monto adeudado a la fecha de la comunicación.

b. El tiempo de mora a la fecha del contacto o comunicación.

c. El nombre y número de teléfono de contacto del responsable de la gestión de cobranza.

d. Los mecanismos establecidos por la entidad vigilada para que pueda manifestar sus quejas y/o reclamaciones por cobro indebido u otra irregularidad que, a su juicio, se esté presentando por parte de la entidad y/o de la empresa de cobranza.


¿Quién vigila las Casas de Cobranzas?


Son vigiladas por la Superintendencia Financiera de Colombia.

Las Casas de Cobranzas deben contar con políticas y procedimientos explícitos para el monitoreo y seguimiento de las labores desarrolladas por la empresa de cobranza que como mínimo incorporen:

  • Mecanismos de autorización de los procedimientos de cobranza que empleen las empresas contratadas para la gestión de recuperación de la cartera.

  • Procedimientos y controles que permitan verificar:

  • Los soportes que reflejen las actividades adelantadas en desarrollo de la cobranza.

  • La conservación en medios verificables de los soportes de los contactos y conversaciones telefónicas con los clientes.

  • Los registros que contengan la información de la persona que realiza el cobro, la fecha, hora, lugar del contacto y un resumen de lo hablado. Cabe señalar que, después de realizado el contacto, estos registros deben conservarse por el tiempo mínimo establecido en la ley.


Si tienes alguna inquietud sobre las labores que realizamos en GCA como Casad de Cobranzas, no olvides dejarnos o comentario.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo